Noche 4.

Hoy tengo un profundo vacío, en donde se supone iría mi corazón. Siento que falta, que no está. Punzadas allí, justo allí, donde se supone que debería estar el amor. 

¿por qué siempre esperaremos un amor correspondido? 

¿Acaso mi amor no es lo suficientemente grande para abrazarnos a los 2? Jugaré a que se puede. Me disfrazaré de cordialidad, procuraré siempre hacer brillar mis ojos, aún con la dificultad que acarrea hacer que estos brillen cuando el alma está rota.

Anuncios